Compromiso
Compromiso

El surf llegó a mi vida en un momento de debilidad y hoy es mi mayor fortaleza. Cuando cogí mis primeras olas con 10 años inconscientemente mi vida empezó a ordenarse, ya que desde ese mismo momento yo tenía un propósito, una línea conductora: ser cada día mejor surfista. En poco tiempo empezaron a cambiar mis resultados tanto profesionales como personales, sociales, académicos… es por eso que hoy miro hacia atrás y le estoy muy agradecido a este deporte por las lecciones que me ha dado a lo largo de todos estos años y que, sin duda, me seguirá dando.

Pero hay algo único que el surf tiene como deporte y que lo hace tan especial… el Mar.

El mar es nuestro punto de encuentro, es un medio natural siempre cambiante, fuerte y sorprendente. En el esperamos la ola perfecta que nunca llegará pero que representa la espera infinita que nos engancha para volver al día siguiente. Somos muchos los que recurrimos al Mar y por eso debemos cuidarlo y compartirlo en beneficio de todos nosotros.

Mis primeras aportaciones a esta causa las hice de la mano de Kind Surf, una ONG de carácter socio-medioambiental dedicada a jóvenes que se encuentran en situaciones desfavorecidas ayudándoles a través de la práctica del surf y la educación medio ambiental. Como bien dice su lema, Bring Happinness, me sorprendió mucho ver el nivel de disfrute y las emociones positivas que generan estas jornadas en la vida de los jóvenes y sus familias.

Esta semilla de concienciación siguió expandiéndose hasta convertirse en el punto en común con ISDIN, SUBARU y ADIDAS, firmas con las que trabajo conjuntamente en proyectos que tengan un impacto positivo en el medio ambiente y en la mente de las personas.

Mi intención es dar un paso más allá e incluir estas acciones en nuevos proyectos audiovisuales para concienciar a un mayor número de personas desde una perspectiva informativa, entretenida y optimista… ¿me ayudas?